domingo, 23 de abril de 2017

076 VOLVO F10/F12/F16

Los Volvo F88 y F89 fueron camiones muy habituales en el resto de Europa. Sin embargo, en nuestro país con una
política económica de contingentes y aranceles estos modelos resultaban bastante exóticos, y solo algunas empresas
de transporte internacional, o en casos muy señalados, se decidían por estos camiones frente a la oferta nacional.
En 1977 la marca sueca presenta sus nuevos camiones pesados, las series F10 y F12. En estas fechas en España se
estaban produciendo importantes cambios, y uno de ellos era el hecho de que las marcas extranjeras se estaban
introduciendo en nuestro mercado cada vez más. Aunque los fabricantes nacionales dominaban las ventas, lo cierto
es que camiones como los F10/12 comenzaban a ser habituales en las carreteras españolas y sentaron las bases para
convertir a la marca sueca en una de las favoritas de los transportistas de nuestro país.

PRIMERA GENERACIÓN
La mayor novedad de esta nueva serie F de Volvo (F de forward, adelante en inglés, que hace referencia a un
camión de cabina adelantada) es precisamente el nuevo concepto de cabina, que incide en la habitabilidad, ergonomía
y seguridad para sus ocupantes. La cadena cinemática es prácticamente la misma que la de los F88/89, y el chasis
deriva de la serie N presentada en 1973. El F10, como indica su denominación, está equipado con un motor de seis
cilindros en línea turboalimentado de casi 10 litros de cilindrada (9,6 l. exactamente) con dos opciones de potencia,
el TD100A con 250 CV y el TD100B con 300 CV. El motor del F12 es el TD120A con una potencia de 350 CV. Para las
cajas de cambios hay opciones de 8 y 16 velocidades y los ejes motrices pueden ser de reducción simple o doble.
En 1979 se presenta la cabina sobreelevada Globetrotter y Volvo se convierte en la marca pionera en Europa en este
tipo de cabinas. El tiempo confirmó el acierto de este concepto.
También en ese año se incorpora el intercooler al motor de 12 litros, reestructurando la oferta de la siguiente forma:
el F10 con motor de 261 CV, el F12 con motor de 308 CV y el F12 Intercooler con motor de 360 CV.




SEGUNDA GENERACIÓN
En 1983 Volvo actualiza profundamente su gama pesada F. En la cabina estándar se eleva el techo para aumentar el
espacio por encima de las cabezas de los ocupantes y mejorar la habitabilidad. Por supuesto, se mantiene la opción
de la cabina Globetrotter. También se moderniza el bastidor y otros componentes del chasis (depósitos, calderines, cajas
de baterías, etc.). Entre las hojas de las ballestas parabólicas se incorporan unos elementos de goma que mejoran el
comportamiento de la suspensión.
En cuanto a los motores, la novedad es la incorporación del intercooler al motor de 9,6 litros. Aunque el F12 Intercooler ya
estaba disponible con anterioridad, será con esta segunda serie con la que se generalice la oferta de motores con la
admisión refrigerada, de manera que ahora el catálogo del fabricante sueco dispone del F10 con 276 CV, el F10 Intercooler
con 299 CV, el F12 con 320 CV y el F12 Intercooler con 370 CV.




TERCERA GENERACIÓN
Llega en el año 1987 y comercialmente se denomina gama "Power". La cabina recibe una serie de cambios exteriores
para mejorar la aerodinámica, con nueva calandra, nuevos deflectores en las esquinas que suavizan las líneas, faros
simples de forma rectangular y faldón delantero inferior opcional. El interior se moderniza y se mejora el equipamiento.
Todos los motores disponibles están equipados con intercooler. El motor del F10 Intercooler desarrolla 318 CV.
Para el F12 Intercooler se ofrecen dos opciones, una con el motor TD 122F de 356 CV y otra con el TD 122FS de 395 CV.
Otra novedad importante dentro de la cadena cinemática es la caja de cambios Geartronic, una caja  automatizada que
constituye el inicio por parte de Volvo en la tendencia, hoy mayoritaria, de este tipo de transmisión en los camiones pesados.
Dicho componente consiste en una caja de velocidades convencional cuyo accionamiento está gestionado electrónicamente.
En el chasis destaca la opción de la suspensión neumática posterior en casi todos los modelos inicialmente, para
convertirse paulatinamente en equipo de serie.

VOLVO F16
Con todo, la mayor novedad de esta tercera generación es la aparición del F16, equipado con un nuevo motor de 6 cilindros
en línea y 16,1 litros de cubicaje. Cuando la opinión generalizada era que Volvo tendría que recurrir a un motor de cilindros en V
para poder seguir incrementado la potencia de sus camiones, como hacían el resto de los fabricantes, la marca sueca
responde con el lanzamiento del TD 162F, por supuesto turboalimentado y con intercooler, y que desarrolla 465 CV. El F16
se convierte en el camión de transporte convencional más potente de Europa. En 1990 la nueva versión del motor,
el TD 162FL, eleva la potencia hasta los 485 CV.





FAMILIA VOLVO
En el siguiente dibujo aparecen representantes de las tres últimas gamas pesadas de Volvo. Como ya comentamos,
los F10/F12 comenzaron una trayectoria en la que los camiones de la marca sueca estaban cada vez más presentes en
el mercado español. Las novedades aportadas por los FH motivaron que los camiones Volvo se posicionasen en los
primeros puestos en el ranking de ventas, especialmente en el sector de los tractocamiones. La actual serie FH mantiene
en un nivel muy alto la imagen de la marca Volvo.



CABINA GLOBETROTTER
Como dijimos al principio, el componente que destaca en la nueva serie F10/F12 de Volvo es la cabina. En su diseño priman la habitabilidad, con paneles verticales y generosas dimensiones; la ergonomía, de manera que el confort y la eficacia redunden en la rentabilidad; y la seguridad, faceta en la que siempre ha destacado la marca sueca. En 1979 Volvo presenta la cabina Globetrotter y, como explica el fabricante, no se trata de una cabina de lujo, sino de un habitáculo adaptado a las necesidades del transporte de larga distancia. Su techo sobreelevado permite que en su interior una persona se pueda poner de pie, un factor importante cuando hay que vestirse o moverse dentro de la cabina. Además, el espacio para las dos literas es mucho mayor y sobre el parabrisas hay cofres con una buena capacidad de almacenamiento. Aire acondicionado, asiento del acompañante giratorio, volante regulable... son algunas de la características de serie en esta cabina. Dentro de las opciones aparecen la nevera, la calefacción autónoma, un depósito de agua de cuarenta litros en la cabina... e incluso un módulo con cocina y fregadero, que permite una mayor independencia de la tripulación en rutas con servicios escasos. La marca sueca ha mantenido la denominación Globetrotter para sus cabinas de mayor tamaño, que hasta han crecido en los modelos Globetrotter XL. Otros fabricantes se sumaron al concepto que Volvo puso en el mercado: DAF con su cabina SpaceCab, Iveco al lanzar los Eurotech y EuroStar, MAN con su modelo Confort, Mercedes con el habitáculo EuroCab, Renault y su Turboleader, Scania con la Streamline (y sobre todo con la Topline), y Pegaso con la cabina TX del Troner.
Hoy en día todos los fabricantes ofrecen cabinas con el techo sobreelevado, pero la primera fue la Volvo Globetrotter.