domingo, 20 de noviembre de 2016

069 CISTERNAS COBO

COBO es uno de los principales fabricantes de cisternas de nuestro país. Fundada en 1955 en Guarnizo (Cantabria),
esta marca tiene un amplio catálogo de productos de avanzado diseño y reconocida calidad. Está especializada en el
sector petrolífero y de productos químicos, tanto sobre camión rígido como semirremolques. También fabrica vehículos
para el transporte de gases y pulverulentos. Además de una fuerte presencia en el mercado nacional, COBO también lleva
a cabo una intensa actividad exportadora, con delegaciones comerciales y servicios postventa en numerosos países
europeos y del norte de África.
En esta entrada vamos a dibujar tres de sus modelos. El primero representa un semirremolque cisterna monoeje
para la distribución de combustibles. Se trata del modelo SOA-22, de sección oval y cuello de cisne, construido en aluminio,
con una capacidad para 22.000 litros y dotado de un equipo de descarga con accionamiento hidráulico. Este vehículo
puede ser una buena alternativa a un camión rígido, ya que en épocas de menos actividad se contaría con una tractora
plenamente operativa para otras labores con otro semirremolque.
Un detalle curioso relacionado con un tráiler de 3 ejes es que la normativa española actual sobre pesos y dimensiones
no contempla de forma específica este tipo de vehículos. Así como regula la MMA de los camiones articulados de 4 o
más ejes, y los autobuses articulados de 3 ejes, nada dice sobre un camión articulado formado por una tractora de 2 ejes
y un semirremolque de un eje. Su MMA habría que deducirla al sumar las 18 Tm autorizadas para el vehículo tractor
y las 10 Tm permitidas para un eje simple no motor, obteniendo un total de 28 Tm.
En el segundo dibujo tenemos el modelo SOA-405, también con cuello de cisne y sección oval y realizado en aluminio,
para el transporte de gasolinas y gasóleos, con cinco compartimentos y una capacidad de 40.000 litros. El tren rodante
es de la marca SAF.
El tercer modelo, el SCA-33, es un semirremolque con cuello de cisne y sección circular fabricado en aluminio para el
transporte de fuel. La cisterna es calorifugada para mantener la temperatura del producto, y tiene una capacidad de
33.000 litros.






En los siguientes dibujos "enganchamos" estas cisternas y adoptamos los colores corporativos de las dos marcas
que dominan el mercado español de productos petrolíferos: REPSOL y CEPSA






miércoles, 2 de noviembre de 2016

068 PEGASO 1972

En el salón de Barcelona de 1972 Pegaso presenta su NUEVA GAMA, denominación que utilizaba el fabricante para sus
nuevos camiones, y que la sabiduría popular bautizó como "cabina cuadrada". La nueva cabina destaca por su
forma cúbica y configura un habitáculo amplio, cómodo y con buena visibilidad. El bastidor también es completamente
nuevo, con largueros de anchura constante, mucho más práctico para desarrollar numerosas versiones y facilitar la labor
de los carroceros. La cadena cinemática (motor, cambio, eje trasero) de los primeros modelos presentados es
básicamente la misma que la de los anteriores camiones pesados de Pegaso, con el motor de 6 cilindros y 10,5 litros
de cubicaje, la caja de cambios 4x2, y el eje de doble reducción en el diferencial. Aunque ya se anuncia un nuevo
motor de 12 l para ofrecer mayores potencias y responder así a Barreiros, su gran competidor en el mercado nacional,
que ya disponía de un motor de estas características desde 1969. Las primeras versiones que presenta Pegaso son tres
chasis para rígidos, el 1080 de dos ejes y el 1083 de tres ejes, ambos con el motor aspirado de 200 CV, y el 1086/52 de
cuatro ejes con el motor turboalimentado de 260 CV. El cuarto modelo presentado es la tractora 2080/50, también
con el motor de 260 CV.
En los siguientes dibujos mostramos estos primeros modelos del Pegaso "cabina cuadrada" en chasis.





Dibujamos ahora algunos ejemplos de estos modelos de Pegaso con la imagen que ofrecían en aquellos años.

PEGASO 1080
Un dos ejes de 20 toneladas de PMA enfocado a la ruta nacional. Pegaso contaba en su catálogo con otras gamas de
camiones de dos ejes: el Comet, un camión semi-pesado, y el 1065 (Europa) idóneo para rutas regionales, aunque
muchos transportistas también lo utilizaron para transporte nacional, e incluso en ocasiones para internacional.
El 1080 venía a sustituir al Pegaso 1061 y se presentaba en dos longitudes distintas, el modelo normal y el largo (1080L).
Posteriormente también se ofrecía con el motor turboalimentado de 260 CV (1080/50), adecuado para acoplar un remolque
y configurar un tren de carretera para 38 toneladas de peso total.



PEGASO 1083
El sustituto del Pegaso 1063. Los "doble dirección" fueron muy populares en el transporte español. Esta configuración
era óptima para un camión de ruta de tres ejes, un vehículo seguro y estable, sin arrastres o reacciones secundarias
de un eje autogiratorio trasero. Su mayor radio de giro, los avances en los "terceros ejes" con direcciones hidráulicas
y bloqueos automáticos y el interés de los fabricantes por la construcción modular, motivaron que la desaparición de las
marcas nacionales también significase el fin de este tipo de camión.



PEGASO 1086
El nuevo cuatro ejes de Pegaso, sustituto del anterior 1066. Como ya hemos comentado en otras ocasiones, los
cuatro ejes eran camiones muy utilizados en el transporte de nuestro país. Muchos transportistas preferían contar
con un vehículo rígido con una buena capacidad de carga, a utilizar un conjunto articulado con más "mecánica" y más
delicado en su conducción. La evolución del transporte, con una mayor importancia del volumen y la versatilidad, y
el cambio en la normativa en el año 1991 que redujo a las 31/32 toneladas el PMA de estos camiones, significaron la
decadencia de los "cuatro patas", aunque todavía podemos disfrutar de este tipo de camión en sectores como la
construcción, graneles, cisternas, transporte de ganado, etc.



PEGASO 2080
La primera tractora de la Nueva Gama. En el sustituto del Pegaso 2011 destaca la decisión de los técnicos de rebajar
la distancia entre ejes a los 3 metros justos. Poco después se incrementaría a cotas más habituales en aquellos tiempos
(3,37 m). El 2080 se ofrecía con motor aspirado de 200 CV o turboalimentado de 260 CV, más adecuado este
último para un tráiler de 38 toneladas.




Por último, un dibujo con un modelo de la gama anterior y otro de la nueva gama, que nos ayuda a apreciar las diferencias,
los cambios y la evolución de los productos de Pegaso.
Debajo una tabla con las principales características de los primeros modelos de la nueva serie.